Reseña : "Lo demás es silencio" de Jordi Sierra i Fabra.


Reseña : 

"Lo demás es silencio" 
de Jordi Sierra i Fabra.



Ficha Técnica :

Editorial : Panamericana
ISBN : 978-958-30-5303-0
Encuadernación : Rustica
Paginas : 242
Precio : $U 590


Sinopsis :

Una obra sensible, inteligente, lúcida, frente a la grave problemática del abuso sexual. Con diálogos contundentes, con un lenguaje introspectivo y, sobre todo, con una mirada especial sobre la víctima y su infierno; su historia logra trazar un camino de esperanza, donde la denuncia es el principio para evitar que se repitan estos casos.


Mi opinión personal :

La verdad que es muy difícil leer este tipo de historias, más aún cuando en tu país y en muchos otros ocurren hechos aberrantes contra niños, niñas, adolescentes y mujeres de todas las edades. Difícil, muy difícil, salir a la calle y no saber si volveremos a casa vivas, a medias o muertas, es realmente terrible que nos estemos acostumbrando a vivir con miedo. Esta historia esta basada en un hecho real, una joven de casi dieciséis años vive una experiencia que nadie debe vivir. Luego de salir a divertirse con unos amigos, Victoria tiene que volver sola a su casa, ya casi de madrugada comienza hacer autoestop, un auto aparece y una persona muy conocida y "confiable" se ofrece a llevarla, lo que apunta a ser un viaje normal toma un giro,  la lleva a un descampado y comienza a tocarla por todas partes y a besarla, este ser despreciable no llega a violarla porque Victoria logra salir del shock que esta viviendo y reacciona, logra salir del auto y correr hasta su casa.

A partir de ahí la vida de Victoria tiene un antes y un después, lo que comienza es un calvario de sensaciones, sentimientos, culpa, desprecio y una gran tristeza y desilusión que van a ser muy difícil de superar si es que en algún momento podrá hacerlo.

Estamos en un entorno de clase media, en un pueblo pequeño un hombre tiene una gran empresa y con esta da trabajo a todo el pueblo, lo que se torna el "dueño" de ellos, esto significa que la mayoría de los pobladores lo adora y lo creen el salvador del pueblo y de sus vidas. Ya se habrán dado cuenta de quien fue el que abusó de Victoria, pues si, Don Gaspar, un hombre de sesenta años que se cree un Dios, con poder de hacer, deshacer y decir lo que le venga en gana porque se cree con derecho a todo.

Pero bueno, en esta historia quien importa es Victoria, su vida, su mundo, su cabeza que no sabe que pensar, que decir, culparse o no culparse, mirarse al espejo y ver un cuerpo que hasta hace pocos momentos admiraba y que ahora frente a él ya no quiere que sea así, no quiero sus curvas, sus pechos, su piel, su belleza y juventud, se siente sucia, ya no sabe con que vestir. Ya todo cambió y no se puede volver atras. 

Su actitud cambia pero llegado cierto momento logra explotar y le cuenta todo a su mejor amiga, esta la apoya y la anima a contar todo, ya no se siente sola y luego de pensarlo toma la decisión de contarle a sus padres. La bomba cae y todo se desmorona. La denuncia, la asistente social, el pueblo que se les pone en contra, el "salvador del pueblo" que quiere chantajear al padre y como no lo logra lo despide, la prensa que se hace presente, el sacerdote que busca que las"aguas se calmen" pero obviamente esta de parte de Don Gaspar, la lucha de la familia y los amigos de Victoria que la apoyan por sobre todo incluso poniéndose en contra de sus propios padres que están ciegos con la situación y apoyan a Don Gaspar porque todos trabajan para él.

Una historia de coraje, valentía y superación, el contar la verdad, su verdad, no bajar la cabeza y luchar por sus derechos, su cuerpo es de ella y ella decide, nadie es quien para obligarla, manipularla y amenazarla, ella es es su propia dueña y se va hacer valer pese a quien le pese.



Al principio le tenia miedo a esta historia, admito que soy cobarde para leer ciertos temas porque me afectan mucho, tiendo a deprimirme y me cuesta salir de ese estado porque mi cabeza da vueltas y vueltas, pero no sé como se me dio por tomarlo y comenzar a leerlo. Comienza cuando Victoria vuelve a su casa, sabemos que algo le pasó, no quiere comer, discute con su madre y se encierra en su cuarto, su cabeza va a mil, no sabe que pensar, que fue lo que hizo, que pasó, no entiende, se siente asqueada, no sabe que hacer y llora, solo llora. Su carácter va cambiando, se pone a la defensiva, su amiga se da cuenta y la presiona hasta que explota y le cuenta todo, la anima a contarle a sus padres y eso hace. Su madre inmediatamente la apoya, es fuerte, decidida y tomar cartas en el asunto inmediatamente, sus hijas son lo primero, toca el turno del padre, no lo puede creer, le hace preguntas, la cuestiona, es indeciso, blando, no sabe que hacer, su mundo se desmorona pero toma la decisión de enfrentar a su jefe. El encuentro es explosivo, obviamente lo despide, no acepta la acusación, a partir de ese momento comienza  la batalla.

Lo que me gustó es que tanto la policía y la asistente social apoyaran a la familia aunque esta ultima me resulto muy seca al principio, muy fría con Victoria, muy de a poco se fue tornando mas cercana y contenedora, le fue dando todos los pasos a seguir para comenzar con el juicio. La prensa esta presente y apoya a la victima, se forman bandos a favor y en contra. Victoria va tomando cada día mas valor, piensa en su hermana de doce años, en sus amigas y demás mujeres que están a merced de este depredador y ya no le importa más nada, va con todo y más cuando el chico que le gusta la apoya y le confiesa su amor. Comienzan investigaciones y salen testigos en defensa de Victoria, incluso encuentran a una joven que fue acosada por ese ser despreciable hace años, de a poco todo se va tornando a su favor. 

Si  bien el libro finaliza, no se nos cuenta sobre el juicio y como terminó todo, lo que importa es todo el proceso o cambio que va transitando Victoria, el como era ella, en como quedó luego de lo sucedido y en como se fue levantando de a poco, a no dejarse vencer, en luchar, en no callar, en no tapar ni esconder nada, ella no es culpable , no tiene porque esconderse ni dejar de ser como es. Su vida cambió, hay un antes y un después, sabe que no recuperara lo que tenia pero también sabe en como tiene que ser de ahora en más, ya no tiene miedo, es libre, esta dispuesta a todo con tal de luchar y jamas renunciar a su dignidad.

Los personajes son pocos pero muy bien definidos, se nos presentas locaciones de un pueblo sencillo, con descripciones a la medida, la lectura es muy ágil, se lee super rápido, no da vueltas por lo que se comprende perfectamente todo. Por momentos es dura, hace que afloren miles de sentimientos y sensaciones, te sientes impotente y con rabia por varias situaciones. Logras empatizar con varios personajes. La edición es muy bonita, capítulos cortos, con ilustraciones que le dan un toque más cercano, perfecto para todas las edades, vale la pena darle la oportunidad.


 Y el mensaje central de que nadie debe callar ni dejar de ser como es, tu cuerpo es tuyo y nadie tiene derecho sobre él. Aparte de como es muy fácil manipular a las personas con las apariencias y un poco más de dinero. Como siempre, la victima termina siendo la culpable de todo, de la provocación de vestir de tal manera, de salir por la noche, de beber, del cuerpo que tiene y bla, bla, bla, y de como el lobo vestido de cordero termina siendo la victima. Aunque en este caso su poder y dinero no lo pudieron ayudar.









*Muchas gracias a Distribuidora y Librería América Latina por el ejemplar para reseñar.




3 comentarios:

Sof dijo...

Ah, qué difícil leer algo así justo en días tan tristes. Reconozco que eso es parte de lo que no me motiva a leerlo, pero sin duda voy a tener en cuenta esto más adelante.
Un besote.

Palabras ajenas dijo...

Hola! empecemos por lo más sencillo: qué portada hermosa!
Si bien me parece difícil leer esta historia en este momento, me parece muy importante. Quiero destacar que me agrada la idea de que no tenga uno de esos finales felices impuestos.
Lo anoto, aunque también me pasa que me angustio muchísimo con las temáticas difíciles y me cuesta salir de la tristeza después.
Saludos.

Ana LI dijo...

Hola Judith!
Que libro necesario para visibilizar un problema tan grande que estamos enfrentando día a día, y con tantas pérdidas.
No sé si voy a tener la oportunidad de leerlo, pero me parece que está muy bueno que se traigan este tipo de narraciones al país y que se difundan, ya que es bueno el mensaje que decís que se transmite, el que tu cuerpo es tuyo y no está bueno callarse por más miedo que nos de la situación.
Beso grande! Nos leemos!